A menudo surgen inconvenientes con las cerraduras y generalmente no encontramos la forma inmediata para solucionarlo; no obstante, hoy conocerás como reparar una cerradura atascada sin tener que llamar a un cerrajero, simplemente siguiendo los pasos que se te muestran a continuación.
 
Muchos optan por colocar aceite dentro de la cerradura; sin embargo, en el momento es efectivo y solucionan el problema pero luego se les complica y se ven en la necesidad de cambiar la chapa por completo. Esto sucede porque el aceite y el polvo al mezclarse crean una consistencia gruesa que produce que se tape por completo la cerradura.

Utiliza mejor grafito en polvo, lo puedes encontrar en cualquier tienda que venda accesorios para cerrajeros o que sean ferreterías. Normalmente viene un botecito acompañado por un tubo que permite el ingreso al orificio donde entra la llave.

Pasos

  1. Corta la punta del bote de grafito en polvo, hazlo con una tijera que tenga filo suficiente.
  2. Introduce la punta en el orificio donde se mete la llave y haz presión para que salga el grafito.

No coloques gran cantidad, pues con un poco basta para que el resultado sea tal como lo deseas.

  1. Introduce la llave deslizándola poco a poco y en varias ocasiones.

Luego de un par de veces debe darte el resultado, por lo contrario, saca la llave y coloca más grafito

  1. Coloca una pequeña cantidad en el cerrojo, está junto a la manija y esto contribuirá en la rápida acción de la llave.
  2. Prueba nuevamente la llave. Verás que gira efectivamente y con una ligereza extra producida por el grafito en polvo.

 
La técnica que se te ha presentado solo es una que a la fecha se considera muy efectiva, sin embargo, hay otras opciones pero que traen sus consecuencias y a lo mejor incurren en gastos extras.
Sigue los pasos que se mencionaron anteriormente y lograrás reparar la cerradura atascada de forma rápida, fácil y segura y lo harás por tus propios medios. Esto genera poco costo económico pero resultado satisfactorio.

Categorías: Formación