A partir de muchos sucesos ocurrido especialmente desde Septiembre de 2008 que supuso la quiebra de los Lehman Brothers, lo cual fue un duro golpe para las entidades financieras europeas porque no pudieron con su patrimonio sobrepasar la crisis, esta crisis se agudizo desde el 2011 ya que ni siquiera como apoyo americano lograban satisfacer sus desfalcos es decir casi estaban asfixiados.
Entonces aquí es donde vienen los prestamistas a jugar un papel importante porque se convierten en una esperanza más para la gente que ya ni siquiera de las entidades bancarias podía fiarse. Así fue como los  aparecen y casi se adueñan del mercado de los prestamos porque suspenden una cantidad de papeles reduciendo al mínimo los tramites, los más destacado es poseer un casa sin hipotecar, siendo este su único soporte y dando chance a las personas de acceder a grande sumas de dinero las cuales tenían un valor mínimo de 6000 Euros, por lo cual estas empresas quizá se volvieron famosas en toda España porque representa practicidad y facilidad a la hora de necesitar y conseguir un crédito.
Pero porque llamarlos ángeles porque si observamos son un tanto oportunistas pero aparecen cuando en verdad la gente más los necesita, claro está obteniendo unas buenas ganancias pero prestando un buen servicio a la gente.
Porque si vemos el mundo de hoy en día la gente casi vive divorciada con los bancos porque aparte de que exigen un sin número de tramites el costo de devolución es muy elevado porque sus tasas de interés son demasiados altas, por lo cual en vez de ayudar a la gente simplemente entran a perjudicarla, y de qué manera porque simplemente le aumentan una deudita más a su saldo que por cierto se encuentra en rojo. Por esto los prestamistas se lucran pero no de una manera tan descarada como los bancos.
Categorías: Blog