Imaginemos que queremos abrir una tienda de moda y por supuesto la queremos situar en un muy buen lugar, donde todo aquel que se pasee la vea y pueda comprar en él. Por ejemplo, encontramos un local en un centro comercial, evidentemente o tenemos mucho dinero o hemos tenido mucha suerte, y hemos encontrado un local libre entre las mejores tiendas de de nuestro estilo.
Como en cualquier ciudad, lo que nos interesa es ubicar físicamente nuestra tienda en uno de los puntos donde haya más peatones y donde estos puedan acceder muy fácilmente, pues como en este caso, en Internet nos pasa exactamente lo mismo. Aquí no utilizamos una dirección ideal, sino que buscamos lo que se denomina dominio.

Hoy en día poder apropiarnos de un dominio que tenga sentido es una tarea difícil, los nombres más atractivos y cortos como por ejemplo, trabajo.com, viaje.com o coche.com, entre otros ya se encuentran registrados ya sea ​​por empresas o por especuladores que ponen precio para hacer el agosto.

Todo esto está llevando a muchas empresas a tener que adquirir a golpe de talonario dominios atractivos por sus productos o campañas comerciales.

Personalmente vez de escoger un dominio de éxito tendría en cuenta tres puntos claves: el primero que éste sea corto ya que resulta más fácil de teclear y reduce el error que el usuario puede cometer el introducirlo en el navegador. El segundo que sea fácil de pronunciar, está claro que esto dependerá del idioma, pero deberían utilizarse sílabas claras con vocales y no utilizar números. Y el tercero y quizás muy vinculada con la anterior, que sea fácil de recordar, básicamente lo que decimos lo recordamos.


Aparte de estas premisas básicas, también debemos tener en cuenta la extensión del dominio. Estas pueden ser. Com,. Net,. Org,. Info, etc. La extensión más utilizada a nivel mundial es la. Como, representa la palabra comercial, muchas empresas registran o buscan como primera opción el dominio con extensión. Como ya que es muy reconocido y define claramente que hay un negocio con presencia en Internet . Así mismo un dominio puedes venderlo por ejemplo poniendo un anuncio gratis en OLX clasificados gratis
Hay que decir que también hay extensiones utilizadas para expresar y ubicar el negocio en un territorio. Sería el caso de, por ejemplo, .uk (Gran Bretaña), za (Sudáfrica), .jp (Japón) o en nuestro caso .es de España.

Los dominios no son bienes inmuebles, no son tangibles pero sus efectos económicos si son reales y cada vez más adquiere mucha relevancia el hecho de tener el nombre asegurado en forma de dominio en la red. 
Categorías: Blog