abogados especialistas en juicios de hipotecas

 

Se trata de un contrato entre dos partes; donde se hace la entrega de un préstamo a una de las partes, y este coloca como garantía de pago un inmueble de su propiedad.

De esta manera, la parte acreedora asegura que si la parte deudora cumple con la cancelación total del préstamo puede tomar posesión del inmueble puesto en garantía; e incluso puede reclamar la venta del inmueble para poder recuperar el préstamo otorgado.

Para resumir, un contrato de hipotecas es una herramienta de concesión de un crédito a cambio de un derecho real de garantía sobre un inmueble. Generalmente se hacen contratos de hipotecas sobre inmuebles, pero existen hipotecas sobre vehículos e incluso obras de arte.

Características de un contrato de hipotecas

  • En su mayoría ofrecen un gran aporte de préstamo, y tienen una larga duración de pago.
  • Las condiciones del contrato dependerán de las condiciones del inmueble.
  • En los contratos de hipotecas, se debe cancelar intereses sobre el porcentaje del remanente del préstamo por pagar.
  • Los pagos de las cuotas del préstamo son periódicamente; generalmente son mensuales y están constituidas por un porcentaje de capital y otro de intereses sobre el capital.
  • Es muy común que los acreedores, especialmente las entidades bancarias solo financien un máximo de 80% del monto total sobre el inmueble. El resto debe ser abonado como una cuota inicial.
  • Existe la posibilidad dependiendo de las condiciones del contrato, poder realizar la cancelación total o parcial del préstamo.
  • En caso de que en un contrato de hipoteca se realice la cancelación antes del periodo de su finalización establecido, las cuotas restantes podrían tener un cierto descuento en sus cuotas restantes como consecuencia de esto.
  • Según las condiciones del acreedor, un contrato de hipoteca puede ser renovado o hacer un acuerdo de plazo de prórroga para su cancelación total.
Categorías: Dinero