Hasta el momento, se conocía que la única manera de aprovechar los beneficios de la planta de aloe vera era sólo haciendo uso externo de la misma, lo que volvía a la piel más suave, la ayuda a regenerarse, etc. Sin embargo en ésta oportunidad te contamos algo que quizás no sabía y podríamos decir es uno de los secretos del aloe vera mejor logrado, se trata de que ahora también podemos beberlo. Esto no sólo es posible y está comprobado, sino que aseguran que es muy saludable. Es la medicina naturista quién impuso el consumo de jugo de aloe vera, considerándolo una excelente opción para tratar determinadas afecciones o bien como un complemento para una dieta equilibrada y natural. En lo que sigue te contamos más sobre el aloe vera y su consumo.

Hoy en día se habla mucho de superalimentos, estando bajo esta categoría por ejemplo las semillas de chía y el jengibre, pero cabe agregar también el zumo de aloe vera.

Las propiedades del jugo de aloe vera

Son más de 200 los compuestos que están presentes en el aloe vera y pueden tener un efecto positivo en el cuerpo de las personas, entre estos se menciona las vitaminas A, B, C, y E, esteroles vegetales, ácidos grasos, aminoácidos, enzimas y minerales tales como el magnesio, cromo, selenio, calcio, zinc, entre otros.
Específicamente el jugo del aloe vera contiene 20 minerales, 12 tipos de vitaminas y 19 aminoácidos, que son sustancias precursoras de las proteínas que también se encuentran presentes en las frutas secas en gran cantidad.
Dicho esto, el efecto tan poderoso del jugo de aloe vera está dado porque no se pierden en el procesamiento todos estos nutrientes que se encuentran presentes en dicho juo, sino que por el contrario, se potencian actuando en forma sinérgica con el conjunto, y entonces se conservan los beneficios hasta el momento de ser ingerido.
Uno de los componentes más especiales e importantes que está presente en el aloe vera y en muchas otras plantas más, es el germanio, que tiene propiedades milagrosas según dicen las tradiciones, y un poder catalizador, es decir que funciona como un vector para que otros procesos más complejos del organismo puedan ser llevados a cabo.

¿Cómo consumimos el aloe vera?

Para las personas que son vegetarianas, una buena opción de incluir el jugo de aloe vera en conjunto con otras frutas o bien como aderezo de verduras. Es importante que en la rutina de alimentación diaria, el aloe vera sea consumido lejos de las comidas. Las medidas ideales es beber entre 50 y 100 ml de jugo de aloe vera.
Es importante tener en cuenta que para que el jugo tenga su efecto tan positivo, debemos acompañar con una rutina saludable que debe respetar algunos principios. Por un lado, se recomienda dividir el día en tres partes, dedicando la actividad, como el trabajo y estudio a una parte; las pausas y la recreación como el arte, el ejercicio, las comidas y los vínculos a otra parte, y la última parte el reposo.
Otro de los principios es tener una alimentación equilibrada y hacer actividad física moderada. Lo  ideal es practicar durante treinta minutos todos los días alguna actividad aeróbica leve, como podría ser una rutina de yoga, salir a caminar, etc.
Por último, siempre se aconseja meditar y relajarse, ya que de esta manera se le da un espacio de paz y calma a tu mente. Para esto, conviene practicar algunas técnicas de respiración o bien algunos métodos de meditación.
En fin, anímate y agrega a tu dieta diaria un jugo de aloe vera y empieza a notar los cambios en su salud.
Por: Drenaje Linfatico Madrid Centro Rubio Valor

Categorías: Salud